Home > Ciudadanos > Conoce a estos tres venezolanos y su pasión por la cocina

Conoce a estos tres venezolanos y su pasión por la cocina

En Venezuela el oficio de cocinar se ha puesto de moda durante la última década, como una bendición para los jóvenes que en nuestro país buscan trabajar y tener una profesión no solo para vivir sino también para canalizar sus metas y sueños.

Por eso, y a propósito del  Día Internacional del Cocinero presentamos a tres jóvenes cocineros, quienes tienen la responsabilidad de encantar y alimentar con sus sabrosos y bien preparados platos a los comensales venezolanos. Son ellos César Berríos, Arnoldo Guillén y Juan Samuel Duarte, tres valuartes de los fogones del Restaurante Moreno, tutoreados y dirigidos por ese destacado y premiado chef venezolano, Víctor Moreno.

César Berríos / Jefe de cocina del Restaurante Moreno

Este joven profesional aprendió a cocinar con su madre y su abuela, sin embargo, la primera vez que lo hizo en los fogones públicos fue porque “un amigo necesitaba ayuda en su restaurante y aproveché que estaba de vacaciones, y esto me sirvió para matar mi curiosidad de ver cómo funcionaba la cocina de un restaurante”, dice al tiempo que acota que “la verdad es que siempre quise hacerlo pero me fui a la universidad y nunca tuve tiempo”.

Pero como muchos de los que se desempeñan en este oficio, César Berríos ya está mirando hacia adelante y tiene sus metas.

“Mi futuro en la cocina será en mi taguara, un negocio propio, y la voy a atender y dirigir hasta que me dé el cuerpo, eso sí, será de comida venezolana y con mucho ají dulce. Sueño con una cocina venezolana viajera, embajadora y querida en muchos sitios, y me veo enseñando los sabores criollos”. Pero aclara: “aún hay mucho por consolidar”.

En opinión de Berríos cocinar para la gente va más allá de preparar y servir. Hay un placer y un recuerdo que deben llevarse quienes prueben sus platos y sobre este aspecto comenta: “A los jóvenes cocineros y a las personas que quieren dedicarse a la cocina les diría que es un camino muy extenso, largo, de muchas quemaduras y cortadas y de gritar: ‘oído’, mil veces al día”.

Y, finalmente dice: “alimentar a la gente con comida muy sabrosa los llenará por siempre”.

 

Arnoldo Guillén / Jefe de Producción del Restaurante Moreno

Otro de los valuartes de la nueva cocina venezolana es Arnoldo Guillén, quien reconoce su amor por la gastronomía desde que era niño, interés que lo encaminó hasta los fogones públicos.

“Desde pequeño me encantaba el tema de la comida; yo era de los niños que no han terminado de desayunar y ya están pensando en el almuerzo, hasta que llegué al punto de preparar mis platos yo mismo”.

El cocinero comparte sus reflexiones. “Sueño todos los días con aprender y descubrir nuevos sabores, combinaciones que alegren, traigan recuerdos y reconforten. Y quiero demostrar que los cocineros más experimentados debemos compartir nuestros conocimientos con las nuevas generaciones, porque es la mejor manera de hacer que los sabores perduren, y así enriquecer nuestro linaje culinario”.

Guillén hace énfasis en la necesidad de formación para desempeñarse en las cocinas de los restaurantes.

“La experiencia es clave, pero la formación hace la diferencia, sobre todo porque nos ayuda a descubrir nuestras capacidades y hasta reinventarnos de ser necesario. Además, a los que se inician en estas lides les aconsejo que estén convencidos que cuando realmente amas lo que haces, es inevitable que te vaya bien”.

Juan Samuel Duarte / Jefe de cocina Restaurante Moreno

“Mi mamá y mi papá salían a trabajar desde que yo estaba pequeño, y yo me quedaba solo en la casa y empecé a cocinar, poco a poco, para mí y para mi hermano”. Así inicia Duarte la historia de sus pasos en la cocina. “Cuando terminé el bachillerato dije que eso era lo que quería ser: cocinero”.

Duarte sueña con “viajar, conocer otras culturas y luego volver a mi país, y aplicar todo lo aprendido y algún día tener mi propio local y que sea reconocido”.

Acerca de la cocina venezolana dice: “lo más importante es que nos reconozcan por nuestros productos, por nuestros platos tradicionales; que cada día haya más gente queriendo invertir en locales de comida y haya más gente interesada en salir a comer y conocer nuestra cocina local”.

Texto: Contrapunto