Home > Salud Venezuela > Un ilustrador venezolano que busca sus sueños en el exterior

Un ilustrador venezolano que busca sus sueños en el exterior

El Ilustrador venezolano Jorge Norgaard desde pequeño fue fan de ilustradores de fantasía y ciencia ficción como Brian Froud, Terryl Whitlatch, Ian Mccaig, Syd Mead, H.R. Giger y Craig Mullins, creadores de personajes icónicos de las películas La Historia sin Fin, Tron, Star Wars Aliens. Nació en 1989 y desde niño fue aficionado a los videos juegos, a los deportes extremos, a patinar en la Cota Mil y a dibujar. Siempre aspiró formar parte del equipo creativo encargado de crear los mundos ficticios detrás de la pantalla cinematográfica.

Decidido a perseguir sus sueños, Norgaard comenzó sus estudios superiores en el Instituto de Diseño de Caracas en 2007. Una vez graduado del IDC trabajó en las oficinas de Watto Studio en Caracas, donde tuvo la oportunidad de crear arte visual para la industria publicitaria, cine venezolano y animación de videos juegos móviles. En este período hizo diseños para Pepsi-Cola Venezuela, Empresas Polar y Pepsi Music.

“Siempre me han inspirado los animales, insectos y criaturas exóticas. Las maravillas naturales de nuestro país Venezuela. La interpretación de La gran Sabana y de los animales del océano ha sido gran parte de mi propuesta. Todas las semanas me aseguro de acercarme a la Naturaleza lo más posible y siempre consigo algo que me sorprende e inspira. Como artista visual mi mente está en constante observación”, detalló Norgaard.

Jorge reinterpreta animales del mar de manera épica y fantásticamente sobrenatural. Una de sus esculturas más recientes. “El Embajador”, se inspira en los cangrejos de las islas Galápagos, un personaje perfectamente extraído de una película de ciencia ficción.

A pesar de sus logros en Venezuela, Jorge mantuvo su sueño de crear personajes y criaturas fantásticas para la industria del cine norteamericano. Para poder cumplir esta meta se requería niveles superiores de entrenamiento, experiencia y habilidad artística,  por lo que en 2012 aplicó y fue aceptado en Art Center College of Design en Los Ángeles, California. Allí obtuvo, en 2016, una Licenciatura en Diseño para Entretenimiento con mención de honor.

Su experiencia, su ética para el trabajo y su esfuerzo lo llevaron a trabajar en Hollywood, donde  obtuvo una pasantía en Ironhead Studio, ahí colaboró en la creación y manufactura de trajes especializados para la reciente película de X-Men: Apocalipsis. También tuvo la oportunidad de trabajar en Neko Studio, productores de publicidad y cine venezolanos. Además, creó las ilustraciones fantásticas que actualmente se pueden apreciar en los  conciertos de productores reconocidos mundialmente como KSHMR y Tiësto.

Jorge es amante de la escultura tradicional y digital. Durante su carrera ha podido desarrollar sus habilidades hacia el mundo tridimensional con su alto conocimiento de anatomía y programas computarizados 3D. Este artista trae a la vida personajes inspirados en la cultura indígena Venezolana y en las criaturas fantásticas del océano.

¿Qué te inspira hoy en día? Qué te motiva a seguir luchando y conseguir el impulso para crear arte? 

“Hoy pareciera que ya todo se creó y es difícil reinventar la rueda. Como artista uno se enfrenta a inseguridades y desiertos creativos constantemente. Pero con tan solo ver el admirable trabajo de muchos compañeros venezolanos, entre ellos Gabriela Benatar, Weil, Jorge Ernesto Ruiz Cano, (actualmente animador en Disney Feature Animation), Reiq, Zeo Zee y músicos como Apache y Rawayana me siento orgulloso del talento artístico que surge en nuestro país a pesar de las dificultades”, dijo.

Eso motiva a seguir adelante. Los artistas y compañeros de clase que he conocido en la industria del entretenimiento en el exterior también me inspiran para llevar mi trabajo a niveles superiores. Pero más que las influencias externas, el mayor influjo está dentro de mí, el deseo de seguir creciendo artísticamente, a aspirar en la siguiente pieza a qué extremo la puedo llevar y contar una historia que despierte la imaginación. Tengo un fuego insaciable de crear y lograr el resultado lo más original posible”, añadió Norgaard.

¿Considerando la situación actual en Venezuela, qué piensas del problema de la fuga de talento en nuestro país? 

“Extraño mucho a mi tierra, a mi gente. Cuando uno se va al exterior a veces piensa que va a ser mejor, aunque en verdad no lo es. Pero aun así conozco una cantidad de personas talento-sas, en diversos campos de la Ciencia y el Arte, que se han tenido que ir al exterior porque nuestro país no les ofrece las oportunidades para desarrollar su carrera”, dijo.

“Me parece una tragedia que Venezuela sea un país tan hermoso y lleno de riquezas y que esté en manos de un gobierno que desperdicia el potencial que tenemos los venezolanos de echar pa’ lante. En mi caso decidí irme a los Estados Unidos porque ofrece un sistema de estudios funcional y muchas oportunidades para crecer intelectualmente”, expresó Norgaard.

“Pero definitivamente no ofrece el irremplazable espíritu venezolano, su solidaridad, su comida, los colores y la cultura de nuestro país. Yo espero regresar para recuperar lo que se ha perdido. Con trabajo aportar mi esfuerzo para reconstruir nuestra querida Venezuela”, concluyó.

Para mayor información puede ser solicitado a través de su cuenta de Instagram: @jorgenorgaardart o su página web www.jorgenorgaardart.com 

 

 

 

 

El Nacional