Home > Venezuela Ecológica > Madera ecológica, una opción sustentable para Venezuela

Madera ecológica, una opción sustentable para Venezuela

madera

Pese a que en Venezuela no se trabaja la madera como una de las fuentes más grandes de ingreso, ya que el país es aun dependiente de los combustibles fósiles, de igual modo es importante llevar un mensaje de conciencia para que dentro de los trabajos que requieren tala de árboles, puedan hacerlo de manera sustentable y que no genere impactos ambientales severos.

El ForestStewardship Council (FSC) es una organización internacional sin ánimo de lucro que emite un certificado destinado a controlar y garantizar esta clase de explotación, de manera tal que se pueda conservar el medio ambiente.

Para entrar en el tema, la madera ecológica es aquella que no perjudica a los bosques. En otras palabras, se trata de la producción extraída de localizaciones en las cuales se respeta la sustentabilidad del recurso.

La organización FSC tiene como propósito promover una gestión forestal sostenible, tanto desde el punto de vista ambiental como desde el aspecto económico y social. Al adquirir cualquier producto hecho con madera que lleve el sello del FSC nos garantizamos que el bosque desde el cual se extrajo cumple con una serie de premisas ecológicas.

“Lee también: Estación de Investigaciones Marinas de Fundación La Salle en la Isla de Margarita impulsa proyecto para sanear Laguna de Punta de Piedras

Aceptados a nivel internacional en 1994, estos criterios se centran en mantener una explotación sustentable de los bosques, que en otras palabras significa que estos espacios naturales no serán sobreexplotados con el fin de obtener un mayor y más rápido beneficio económico.

Al mismo tiempo, el sello FSC también incluye pautas sociales y económicas, como por ejemplo el cumplimiento de las obligaciones legales e impositivas de las firmas implicadas, el mantenimiento de los derechos de las comunidades aborígenes que puedan residir en las cercanías de los centros de explotación y de los trabajadores, los impactos ambientales y el desarrollo local relacionado con las poblaciones que se encuentren rodeando las localizaciones forestales.

Pese a todo el movimiento que realiza la organización, aun se registra la desaparición de más de 14 millones de hectáreas de bosques por año, es por ello que desde Venezuela se deben impulsar medidas que favorezcan a los bosques y que se mantenga la sustentabilidad del planeta.