Home > Destinos Venezuela > Mira que playas del estado Sucre conservan su virgen naturaleza

Mira que playas del estado Sucre conservan su virgen naturaleza

Aguas cristalinas, formaciones coralinas, rica gastronomía y agradable atención de su gente, son algunos de los atributos que posee el Parque Nacional Mochima, ubicado entre los estados Sucre y Anzoátegui. Sus 94.935 de extensión exhiben islas y playas que aún conservan su virgen naturaleza y que, algunas de ellas, ofrecen los servicios desde sus tradicionales rancherías, construidas bajo normativas ambientales que conservan su habitad.

Para llegar a este exuberante lugar, declarado Parque Nacional el 19 de diciembre de 1973, hay dos opciones. El primero desde el paseo La Cruz en la ciudad de Puerto La Cruz, estado Anzoátegui. Desde allí se abordan los famosos tapaítos o botes, que suelen hacer traslados ida y vuelta a las playas más cercanas a esta población: El Sapo, El Faro, Chimanas y Puinare, las cuales brindan servicio de comida, baños públicos y toldos.

La segunda opción es por la vía que conduce hacia Cumaná. A tan sólo 15 minutos de esta ciudad oriental, está el pintoresco pueblo de Mochima, donde el visitante y temporadista cuenta con hospedaje en posadas y casas, a precios accesibles y con una esmerada atención. El recorrido desde este puerto es casi continuo, puesto que se despliegan fabulosas ensenadas, ideales para niños y niñas, y otras que sirven para acampar durante temporadas altas y días de tranquilidad.

Las Chimanas, Mono, Picuda Grande, Venado, Borracha, Las Maritas, playa Blanca, Piscina,  Manare, las islas Caracas y Puinare, Pozo Isleño, Cautaro, Cautarito, Puerto Escondido, son algunas de las bahías preferidas por sus tranquilas aguas. Durante el recorrido por estas azules aguas, el aventurero se encuentra con mágicas atracciones que lo conducen a descubrir, por una parte la profundidad de estos mares y por otra las formaciones coralinas, producto de los cambios naturales.

Estas estructuras rocosas permiten la práctica de deportes marítimos como el buceo y el rafting, excelentes alternativas en manos de expertos. Diferentes escuelas certificadas ofrecen sus servicios a personas o grupos que quieran tomar un curso de buceo con opción a un certificado reconocido internacionalmente.

Las zonas más visitadas del parque, por estos expertos y profesionales, son: la Caverna, la Catedral, la Sima Submarina, el Cilindro, el Arrecife, la Muerta y El Naufragio y la Gruta de la Virgen. En esta última zona, los visitantes pueden elevar plegarias y oraciones.

Lugareños y visitantes, amantes de este mar oriental, aseguran que las profundidades oceánicas del Parque Nacional Mochima están llenas de vida; por lo tanto es de vital importancia su conservación. Así, no sólo se permite la sostenibilidad de la fauna y flora marina, sino también su coexistencia con los seres humanos para que estos puedan apreciar las maravillas del mundo submarino.

Otro de los atractivos de este lugar es la presencia recurrente de los delfines, así como las fascinantes formaciones coralinas que en su conjunto conforman una de las áreas naturales venezolanas con mayor valor paisajístico y potencial turístico. Durante el paseo, por la inmensidad del mar, es participe de una  relación armoniosa que establecen con los delfines. Estos simpáticos animales siguen, en manada, las embarcaciones con sus tradicionales y acostumbradas piruetas que a cualquiera emocionan.

El Parque Nacional Mochima es el atractivo turístico por excelencia del oriente del país. Visitantes nacionales e internacionales caen rendidos ante el éxtasis que produce estar en aquellas tranquilas aguas de arena fina.

Texto: http://www.mintur.gob.ve