Home > Ciudadanos > Un Par Por Un Sueño, fundación que dona calzado deportivo a jóvenes futbolistas

Un Par Por Un Sueño, fundación que dona calzado deportivo a jóvenes futbolistas

fundación

“Un par por un sueño” es una fundación venezolana sin fines de lucro creada en Caracas, hace cuatro años, con el fin de ayudar a jóvenes promesas en el deporte.

Apoyada por la Alcaldía de Sucre, lleva a cabo la tarea de recolectar zapatos deportivos entre los estudiantes de los colegios y universidades privadas de Caracas, para donarlos a  los niños de menos recursos que no pueden obtenerlos por la carestía del calzado o los que tienen están en malas condiciones.

Aunque esta fundación es relativamente joven, poco a poco ha venido creciendo y ganando renombre a escala estatal y nacional, por su solidaria labor de hacer felices a los niños ayudándolos a cumplir su sueño.

La iniciativa comenzó en Caracas por la motivación de un grupo de estudiantes del colegio Hebraica, cuyo propósito era  ayudar al país en la forma que se les hiciera posible.

Uno de estos alumnos es futbolista y se dio cuenta de lo difícil que es para personas de escasos recursos obtener un par de tacos en Venezuela, gracias a una anécdota de su hermano (trabajador en la parte de deportes de la Alcaldía de Sucre) en la que le contaba que durante su  trabajo con niños de Petare presenció las malas condiciones en las que estaban los zapatos de todos los jugadores.

“Lee también: Fundación Telefónica Movistar ofreció tarde de béisbol a niños de Hogar Bambi Venezuela

Esta situación conmovió a los estudiantes y decidieron emprender una acción. Al principio nadie los tomaba en serio, pues no tenían nombre, no eran conocidos y los integrantes de la fundación eran todos adolescentes.

La fundación ha progesado gracias a entrevistas en radio y televisión, a las redes sociales (con #Yodonomistacos), la página web (www.unparparaunsueno) y el boca a boca. El año pasado tenían solo 14 colegios donantes, en la actualidad tienen 60 colegios y 4 universidades. La compañía trabaja en Caracas, pero tiene sedes en Miami y Costa Rica.

Más de 180 embajadores son voluntarios de instituciones educativas y  se encargan de promover la labor en sus colegios para incentivar a la gente a que haga su donación. Luego de recolectados los zapatos, se llevan a la sede principal y, posteriormente, se entregan a los niños.

La fundación tiene como objetivo expandirse nacional e internacionalmente y establecer una red de apoyo con otras fundaciones para llegar a ser una sola.

Con información de El Universal