Home > Destinos Venezuela > Si quieres unas vacaciones relajantes, no puedes dejar de visitar Ribero en el estado Sucre

Si quieres unas vacaciones relajantes, no puedes dejar de visitar Ribero en el estado Sucre

A unos 70 kilómetros de la emblemática ciudad de Cumaná -estado Sucre- se encuentra el municipio Ribero. Esta encantadora localidad le regala al visitante lugares históricos, religiosos, naturales para descubrir y apreciar. Cariaco es su capital, la segunda ciudad fundada en tierra firme, cuna de ilustres venezolanos.

Esta localidad, que fue reconstruida tras el terremoto de 1997, posee la histórica iglesia San Felipe Apóstol que es visitada por propios y visitantes. Además se puede recorrer el grandioso Central Azucarero, la interesante Escuela de Agronomía y la tradicional Casa de la Cultura.

Para disfrutar de la tranquilidad y armonía de la naturaleza se encuentran diversos ríos, la represa Los Clavellino, el Cordón de Cariaco; así como las atractivas playas El Manzanillo, Saucedo o Los Corales, ubicados al norte del municipio Ribero.

Otras de las bondades que brinda este municipio son las aguas termales; lugar de gran belleza natural que permite baños terapéuticos, inhalaciones, irrigaciones, y calefacción, entre ellos se encuentran los balnearios Kokoland, Los Cocoteros, Poza Azul, Poza Cristal, Poza Paraíso y el reconocido balneario las Aguas de Moisés.

A 20 minutos de Cariaco se encuentra este el imponente complejo natural que está conformado por pozos y caídas de aguas curativas donde miles de visitantes acuden por problemas de salud o se escapan a este mágico lugar en búsqueda de tranquilidad y relajación. Este atractivo lugar ofrece piscinas naturales, viveros de piscicultura, canal de navegación para kayaks, parque zoológico, restaurantes, y casas de acampar.

El municipio Ribero también es conocido por su diversidad en artesanía, piezas de madera, cerámica, cestería de la población de Cerezal, originales chinchorros, esteras y por la elaboración de instrumentos musicales tradicionales.

Su población celebra año tras años las fiestas de San Felipe, San Isidro, Velorios de Cruz de Mayo, Muelle de Cariaco, Chiguana (honor a San Juan Bautista), Campona (honor a San Martín de Porra).

La gastronomía de este pueblo sucrense está basada en dulcería como el majarete, turrón de coco, torreja, jalea de mango, conserva de batata, buñuelos y mazamorra. Los visitantes también pueden saborear el famoso plato sancocho de pescado, la tortilla de cazón, la cachapa y el pescado frito.

Ribero es un lugar para recorrer sus calles históricas, plazas, estar en contacto con la naturaleza a través de sus pozos de aguas termales, conocer las grandiosas artesanías, disfrutar de las ricas playas y admirar los magníficos atardeceres, característicos de la tierra sucrense.

MinTur