Home > Ecopracticas > Refugio de Aves de Cuare hace llamado a MinAmbiente por tendido eléctrico que atenta contra el lugar

Refugio de Aves de Cuare hace llamado a MinAmbiente por tendido eléctrico que atenta contra el lugar

Cuare

El Refugio de Fauna Silvestre de Cuare es un Área Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE) ubicada en el Municipio Monseñor Iturriza del estado Falcón en Venezuela, alberga cerca de 300 especies de aves, además de reptiles y mamíferos en peligro de extinción. Constituye una de las principales zona de humedales de Latinoamérica.

Actualmente una situación pone en riesgo el lugar y es que se ha instalado un tendido eléctrico que afecta a las aves del lugar, por eso, la Bióloga Cristina Sanz, quien forma parte del grupo de trabajo del refugio insiste que este tendido es responsable de la muerte de aves de la reserva.

Tomando en cuenta que el lugar fue decretado como Refugio de Fauna en el año 1972 según decreto presidencial, donde además se garantizaba el cuidado en su totalidad, se quiere solicitar la revisión del permiso de instalación del tendido eléctrico.

La importancia de la reserva de aves de Cuare es de suma importancia ya que tiene una riqueza en biodiversidad, nivel genético y ecológico.

“Te puede interesar: Jornada de limpieza fue realizada en la Gran Sabana para eliminar desechos sólidos

Sanz destaca que el rol de las aves en el equilibrio ecológico y en el ambiente conlleva a beneficios como el ecoturismo y el estudio de aves autóctonas y migratorias.

A juicio de la experta, el tendido, que tiene unos 12 metros de alto tiene dos cosas que son muy graves ya que este sólo servirá para un Resort que está en construcción en Chichiriviche y no beneficiara al pueblo.

Asevera que los tendidos eléctricos son asesinos silenciosos y este podría atentar contra aves por décadas. Informó que se dirigió una carta a Ernesto Paiva, ministro del ambiente, para que mida los efectos del tendido y que posteriormente sea removido.

Cabe resaltar que de la totalidad de las aves que visitan el lugar, la mitad de ellas son migratorias con gran interés tanto ecológico como turístico. “Aquí se refugian más del 50% de los flamencos de Venezuela, desde hace 60 años el gobierno se comprometió a proteger el lugar”, dijo Sanz.

Concluyó diciendo que la comunidad se encuentra realmente afectada por los daños que causa el tendido eléctrico a las aves y al lugar. “Este sitio debe ser protegido a toda costa… la gente está muy indignada”.

Esperan que los entes competentes respondan ante las solicitudes hechas para que les remueva el tendido y poder preservar el lugar.

Con información de Ecoprácticas