Home > Venezuela Ecológica > Únete a la protección de esta especie en peligro de extinción

Únete a la protección de esta especie en peligro de extinción

Se habla de que hace varios millones de años, incluso antes de la aparición de los humanos, los reptiles evolucionaron de los anfibios, que para aquel entonces eran terrestres. Junto a los lagartos, cocodrilos y serpientes surgieron las tortugas marinas; o al menos sus antecesores.

Caracterizadas por cargar con caparazones que protegen sus órganos y patas en forma de aletas, estos asombrosos animales se han convertido en una pieza fundamental para el equilibrio de nuestro ecosistema. Sin embargo, la acción del humano ha venido deteriorando mucho los espacios donde ellas se desenvuelven, por lo que algunas han entrado en la característica de “vulnerables”, en peligro crítico e incluso en vía de extinción.

Por ello, a pesar de que todavía quedan algunos quelonios en nuestros océanos, es importante aclarar que actualmente hay solo siete especies de estos animales en el planeta tierra, de las cuales cuatro viajan en las costas venezolanas; siendo esto un número reducido, por lo que resulta necesario implementar una serie de cuidados especiales para evitar la desaparición de estas especies.

ESTADÍA EN NUESTRAS PLAYAS

La costa de Choroní del estado Aragua, es el sitio predilecto donde las tortugas han llegado durante años para depositar sus huevos, no obstante este fenómeno no había sido registrado hasta el año 2010 cuando un grupo de biólogos marinos decidió emprender un proyecto con el objetivo de preservar estos reptiles. Desde entonces, han invertido tiempo y mucha energía en el plan que inicialmente comenzó con fines científicos, pero que pronto adoptó otra característica al convertirse en propiedad de la comunidad.

Julián Mora, Biólogo marino, comentó que la temporada de desove puede ir aproximadamente desde abril-mayo hasta octubre-noviembre. Suponiendo que la última tortuga deposite sus huevos en septiembre, habría posibilidades de que los tortuguillos aún en noviembre estén saliendo de la duna de arena hacia el mar. Entonces se puede considerar que entre abril y mayo hasta noviembre es la temporada de tortugas marinas en estas playas.

TORTUTIPS

Ver a una tortuga marina por primera vez es una experiencia inigualable; sin embargo, hay que saber cómo reaccionar ante el fenómeno del desove y la eclosión. Para ello es necesario conocer los “tortutips” en pro del resguardo de estos animales.

Lo primero que se debe hacer al saber que una tortuga ha desovado en cierto lugar es notificar sobre lo ocurrido a las autoridades, biólogos o personas que participen en este proyecto de protección, o en caso de tener el conocimiento, demarca con mucho cuidado el área de anidación.

Si ve alguna huella inusual, parecida a las que deja un tractor, bórrela cuidadosamente. Estas suelen ser las marcas que dejan las tortugas al arrastrarse y muchas veces indican dónde puede estar con exactitud el nido con los huevos. En ese caso marca en tu memoria el recorrido.

Otro punto importante es que se debe evitar el acercamiento al espacio donde se encuentran los nidos. Asimismo, es primordial que la playa se mantenga lo más limpia posible.

De igual forma, evita acampar en las playas, fogatas, llevar animales domésticos, escarbar o introducir vehículos a la duna de arena, porque pueden ser destruidos los huevos.

Si ves una tortuga desovando, no permitas que nadie la moleste mientras deposita sus huevos y regresa al mar, ya que pueden asustar a la tortuga e interferir en el proceso.

Recuerda que el desove de las tortugas marinas es uno de los espectáculos más increíbles de la naturaleza, y tener la oportunidad de poderlo observar en nuestras costas es realmente un privilegio que no debe perderse.

Información: http://pagina.reversusdigital.com